En el triatlón…….pero de rebote.

Todo comenzó en enero del 2015 cuando decidí que ese año volvería a competir en MTB, tenía desde Octubre de 2014 de haber regresado a la práctica del ciclismo, luego de muchos años de gran intermitencia en los cuales hacia bicicleta 1 mes y 4 no, o me preparaba solamente para determinada carrera y luego guindaba nuevamente la bicicleta, si no hacia bicicleta, pues simplemente no hacía nada, ese era el problema que básicamente la pasaba comiendo y tomando cerveza.

Lo mío siempre fue el MTB, pero a pesar de que la ruta nunca me llamo mucho la atención luego de comprar la primera bicicleta de ruta quede encantado y comencé a combinar ambas de vez en cuando y de cuando en vez.

Lo primero fue correr la Soledad 2015, ¿Por qué? Simplemente porque es de las competencias que más he corrido y donde me ciento realmente cómodo a pesar de que nunca he subido al podio (en la Soledad). Otra razón era que iba a tener más tiempo de “entrenar” para no llegar tan fatal, ya que apenas era principio de año y la Soledad es a finales de Abril principio de Mayo por lo general. Finalmente termine la Soledad, no me fue tan mal pero tampoco como lo esperaba, es una carrera en pareja y si tu pareja no anda parecido a ti pues entonces ahí está el asunto.

Ahora que seguía? Claro, no iba a perder el “entrenamiento” y mucho menos el impulso que ya tenía, entonces decidí que iba a correr en MTB todo lo que apareciera en frente. Comencé con una fecha de la Copa Powerade, era la 3era sino me equivoco, no me iba nada mal, hasta que un desperfecto mecánico me dejo fuera a la mitad de la competencia. “Esas cosas pasan y nada pasa, a seguir” dijo mi amigo JJ Soleta; así que no le hice mucha mente y ya en 2 semanas estaba corriendo el Panamericano de MTB. Realmente tenía mucho tiempo de no correr algo tan duro, me caí, me toco caminar, gatear, levantarme, etc., simplemente son ese tipo de competencia que durante la misma vas diciendo “porque putas me metí en esto”; finalmente se acabó y luego del Panamericano decidí que solo me quedaba con la Copa Powerade. (Todo lo que fuera MTB entonces…… si claro #alamierda)

Vino la 4ta fecha y ahí andaba, no tan mal pero no como quería. Fue entonces cuando decidí que quería que alguien me entrenara, algo que para mí fue muy difícil de hacer ya que siempre había sido muy autodidacta y el supuesto conocedor de la verdad, y de los entrenos y aquí y allá y la puta que pario. Mi esposa fue la primera en decirme “No sé cómo vas a hacer ahora que alguien tenga que decirte que hacer”. Pero la decisión ya estaba tomada y por consejo de ella misma (Kristel Valverde), y de otros amigos que consulte, más un poco de investigación y sin pensarlo mucho no porque no fuera el adecuado sino porque realmente me llamaba mucho la atención el grupo y la forma de entrenar, tome la decisión de hablar con Andres Alfaro (TRIZONE); quien es especialista en Triatlón mas no especialista en Ciclismo de MTB; pero de antemano sabía que había preparado a varios atletas para correr Conquistadores y otras importantes carreras de MTB, en fin, la idea era probar a pesar de no contar con un especialista en MTB por decirlo de alguna manera.

Para el final de la Copa Powerade, (la fecha #6) había recortado 6 minutos al Top 10 de mi categoría y me había acercado entre 6 a 8 posiciones, lo cual me indicaba que el entrenamiento había funcionado y que Alfaro había hecho bien su trabajo.

Durante mi entrenamiento lo primero que Alfaro me mando a hacer como complemento de la bicicleta fue Nadar, me dijo “Bicho esto le va a ayudar mucho en la respiración va ver como lo pone a volar”. Para el agua nunca he sido nada dejado, tal vez como buen Porteño desde chamaco siempre estuve metido en el mar y tuve la oportunidad de nadar en el colegio un poco (donde aprendí la técnica por lo menos de no ahogarme), además de practicar surf durante muchos años; básicamente Alfaro me tiro al charco y en dos toques ya estaba nadando en todas.

Se había acabado la Copa Powerade y ahora si…..a tomar guaro otra vez me dije….Come Yuca!!, claro que no, había que hacer algo nuevamente para no perder el impulso. Entonces comencé a hacerle jupa al TRI, ya tenía mas de la mitad hecha y además en esas dos disciplinas no me iba nada mal, básicamente hacía falta correr, que para mí no era del todo desconocido pero que si era algo en lo cual no me desempeñaba nada bien, máxime luego de varias operaciones en las rodillas que tuve durante una época en la que jugué baloncesto.

Hable con la doña y me cago de primera entrada, pero finalmente se tomó la decisión de que iba a hacer TRI, distancia corta por supuesto por el asunto de la corrida. Hable con Alfaro y me dijo: “Bicho, se lo dije desde el principio, al final iba a terminar haciendo TRI”.

Hice mi primer Triatlón Sprint el 6 de Diciembre en la Marina de Quepos, donde obtuve un 7mo lugar de mi categoría entre 28; en estos momento me preparo para hacer mi primer Triatlón Cross – Xterra este 20 de Marzo en Conchal Guanacaste.

En mi próximo blog les contare la experiencia de ambos triatlones.

Coman YUCA.

Author admin

More posts by admin

Join the discussion 2 Comments

Leave a Reply